Check this out!
X
Hello Dear Visitor

This is your chance !



Subscribe

8 alimentos que NUNCA debes darle a un bebé. Podrías matarlo

0

Playlists

Loading...
8 alimentos que NUNCA debes darle a un bebé. Podrías matarlo
Hace algunos días leí la triste noticia del fallecimiento de un bebé de 8 meses por causa de una agüita de hierbas para los cólicos. Claramente la madre no pensó jamás que darle este tipo de preparación a su bebé terminaría matándolo porque su estómago no estaba preparado para digerirlo.
Es por esto que considero de vital importancia que todos estemos enterados que hay ciertos alimentos que nuestros niños NUNCA y bajo ninguna circunstancia debieran probar antes de tener al menos un óptimo desarrollo de su organismo. A continuación podrás encontrar una pequeña lista que podrá ayudarte a entender el porqué de esta enfática afirmación:
Agua
La leche materna contiene toda el agua necesaria para que nuestros hijos se mantengan hidratados. Por lo mismo, considerar darle algún otro tipo de infusión está de más. No solo porque no lo necesitan, sino también porque al darles agua con ciertas hierbas (infusiones) se puede provocar botulismo, enfermedad que afecta el sistema nervioso y puede ser mortal.
Miel
Al igual que las infusiones de hierbas, la miel puede producir botulismo, pero también puede provocar una asfixia por la alergia al polen.
Comida chatarra
Entiéndase por comida chatarra todo aquello que puede contribuir a ser una fuente de azúcar, sal, colorantes y calorías innecesarias para el organismo del bebé. Este tipo de alimentación suele dejar como consecuencias un aumento de peso fuera de lo saludable (obesidad) y la aparición temprana de caries.
Frutos secos
Por su tamaño y dureza, son muy difíciles de tragar, provocando riesgo de asfixia. Por lo demás, también son alimentos con los cuales pueden desarrollar algún tipo de alergia alimentaria, por lo que su consumo debe postergarse al menos hasta los 5 o 6 años de edad.
Bebidas procesadas (refrescos)
Además de presentar una gran cantidad de colorantes y azúcar, muchos de ellos incluyen cafeína, por lo que pueden generar grandes problemas a nivel gástrico y alteraciones del sueño.
Sal o azúcar
Ambos ingredientes son muy difíciles de procesar por el organismo del bebé, por lo que es totalmente necesario dejarlos fuera de su pauta diaria de alimentación. Si tu bebé ya come lo mismo que ustedes, entonces es momento de que dejes una porción aparte para que no se mezcle y aún así puedan comer todos lo mismo.

Conservas
Tienen una gran cantidad de preservantes, colorantes, azúcares y sodio (sal) que pueden llegar a dañar los órganos del bebé. Por lo mismo, la recomendación es preparar por ti misma las compotas o comidas del bebé.
Embutidos
Salchichas (vienesas), paté, salames, jamón cocido y otras tantas comidas de este tipo son totalmente innecesarias para tu hijo. Todas estas preparaciones esconden grandes cantidades de ingredientes que el aparato digestivo de tu hijo no está preparado para procesar de manera correcta.
No olvides tomar en cuenta las recomendaciones que puedan hacerte nutricionistas y pediatras respecto de la alimentación de tu hijo. Respeta sus tiempos de madurez y crecimiento para que pueda terminar de desarrollar su organismo de buena manera, evitando alimentos que desencadenan problemas de salud que incluso pueden llegar a la muerte.