Check this out!
X
Hello Dear Visitor

This is your chance !



Subscribe

Despues de ver esto, te pondrás desodorante de bajo el pecho de inmediato

0

Playlists

Loading...
Qué sería de nosotras si no existiera el desodorante? Probablemente seríamos incapaces de sobrevivir dignamente a los meses de calor ni a una sesión de spinning y, aunque más de uno parezca que no conoce la existencia de este producto, es un básico en la higiene diaria de hombres y mujeres. Sin embargo, el desodorante puede ayudarnos en muchos otros aspectos que hasta ahora desconocías. ¡Descubre sus usos más sorprendentes!

Gracias a la industria de la belleza, el desodorante se ha convertido un básico en nuestra higiene diaria. Antes de salir de casa, después de la ducha o tras una sesión de deporte, su uso es prácticamente obligatorio si quieres tener una vida social en condiciones. Pero, ¿sabías que el desodorante tiene otros muchos usos desconocidos y que te salvarán de más de un apuro? ¡Descúbrelos todos!
1. Evitar el olor de pies
Tras un día duro de trabajo, o de patearte la ciudad en tus manoletinas, es muy probable que tus pies acaben cansados, sudados y, en ocasiones, con un olor para nada agradable. Para evitar caer desmayada (junto con todos los que hay a tu alrededor) al quitarte los zapatos, aplica un poco de desodorante en la planta de los pies antes de irte a dormir la noche anterior. Advertencia: si lo haces por la mañana justo antes de ponerte los zapatos pasarás el día resbalándote. ¡Cuidado!

2. Secar los granitos
Antes de nada, te advertimos que este truco no debe convertirse en tu forma habitual de deshacerte de los odiosos granitos. Sin embargo, si tienes una emergencia y no tienes a mano ningún producto específico para el acné, puedes aplicar una pequeña cantidad de desodorante (en crema) sobre el granito en cuestión. Se secará en unas pocas horas.

3. Evitar las heridas al depilarnos con cuchilla
Si te gusta mantener un rasurado perfecto en las ingles pero tienes la piel sensible y tras pasarte la cuchilla sientes la zona irritada, aplica desodorante nada más terminar la depilación (sin alcohol, por supuesto). No solo evitará que se te irrite la zona, sino que además te ayudará a prevenir la aparición del molesto vello enquistado. ¡Y a disfrutar del verano!

4. Prevenir las rozaduras de los muslos
A medida que las temperaturas van subiendo, el uso de faldas y shorts se hace completamente necesario. Sin embargo, esta combinación de calor y piernas al aire trae consigo una de las consecuencias más incómodas del verano: el roce de la parte interior de los muslos. Esto provoca que la zona se vuelva más sensible y se enrojezca, llegando incluso a causar pequeñas heriditas. Para evitarlo, aplica un poco de desodorante en los muslos y listo. ¡Ojo! Esto es una medida PREVENTIVA. Si ya tienes la zona irritada, aplicar desodorante solo lo empeorará.

5. Aliviar las picaduras de mosquito
Una de las peores cosas del verano son los mosquitos y sus picaduras. Si eres de las que, hagas lo que hagas, no puedes evitar que los mosquitos se pongan las botas contigo, aplicar un poco de desodorante en las picaduras hará que el picor y el escozor desaparezcan instantáneamente.

6. Evitar el sudor de las manos
Algunas celebrities han confesado que utilizan este truco para evitar que les suden las manos en un estreno, y así mantenerlas secas cuando tienen que dar la mano a sus fans. Puede que tú no tengas fans (todavía), pero unas manos sudorosas no son plato de buen gusto para nadie. Si te suelen sudar bastante y quieres evitarlo en momentos puntuales, como un examen o una entrevista de trabajo, prueba a aplicar un poco de desodorante en tus manos antes de salir de casa. ¡Funciona!

7. Evitar el sudor bajo el pecho
Las chicas que tienen el pecho grande normalmente suelen sudar por la zona de debajo del busto. Si tú también tienes este problema, prueba a aplicar un poco de desodorante en la zona antes de ponerte el sujetador. Estarás fresca y seca todo el día.

8. Aromatizar tu cajón de la ropa interior
No necesitas ambientadores elegantes para mantener tu cajón de la ropa interior con un agradable olor a limpio. Guarda en una bolsita de malla un desodorante en stick, que tengas medio gastado, abierto, y colócalo en tu cajón. ¡Como recién sacada de la lavadora!
9. Evitar las rozaduras de los zapatos
Estrenas zapatos y tras unas horas fuera de casa empiezas a notar un dolor penetrante en la parte posterior del tobillo. ¡Horror! Ya sabes que acabarás con una ampolla y sólo de pensarlo te duele más. Evita esto aplicando un poco de desodorante en roll-on en la parte trasera de los zapatos antes de estrenarlos. ¡Las ampollas nunca más serán un problema!

10. Eliminar el esmalte de uñas
Hemos dejado lo mejor para el final. La próxima vez que quieras retirar tu esmalte de uñas pero no tengas quitaesmalte a mano, utiliza este truco: mete tus manos en agua tibia durante unos minutos y a continuación, aplica un poco de desodorante en spray en un algodón. Fronta el algodón contra tus uñas y ¡voilà! Ni rastro de esmalte.